Nada hay encubierto que no haya de ser descubierto ni oculto que no haya de saberse... Temed más bien a Aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehenna.           ¡Denunciar es nuestro deber cristiano!
Testimonios de víctimas de sectas destructivas, daño psicológico, físico y económico


Red de Apoyo
¿Grupo Sectario?     .
Peligrosidad
Los Más Peligrosos     .
Persuasión Coercitiva       .
- Tipos de Técnicas
- "Negación del Yo"
Líder sectario
Adeptos
Trastornos Mentales      .
Delitos Sectarios
Nos Invaden
Virgen del Pozo
-     ENDI
Secta Polígama
Asoc. Gnóstica
Buenos Aires Yoga S.    .
Niños De Dios
Nueva Acropolis
Publicación
¿Quiénes Somos?    .
"Nuestra Labor"
Contáctenos

Abuso Físico, Emocional y Psicológico

"Técnica del Quebrantamiento: Golpear Bebés Para Adaptarlos al Sometimiento"

@ Red de Apoyo, Inc.
MS. Myrna García

Según las denuncias hechas por Flora y Carolyn Jessop, ex-miembros de la secta tejana que comparten el mismo apellido, pero no han reportado ser parientes, ambas relatan que las mujeres suelen ser fuertemente golpeadas por sus maridos, cada vez que le reclaman o se les enfrentan, que estas son usualmente sujetas ya sea por las otras esposas de su marido o por algunos de sus hijos, para que el marido pueda golpearlas, sin resistencia.

Carolyn JessopEn el caso de Carolyn Jessop, una de las esposas de Merrill Jessop, líder a cargo de la secta mientras Warren Jeffs cumple sentencia, lo más que a ella le aterraba no eran los golpes que de su esposo recibía, sino cuando él tomaba a su bebé para pegarle, lo que él llamaba "breaking them", en español para "quebrantarles". Ella se doblegaba totalmente a sus piés, aterrada de que él fuese hacerle daño a su bebé. El le arrebataba el bebé para darle nalgadas sin parar hasta que lo viese llorando fuera de control, luego lo metía boca arriba debajo de una pluma con agua fría por un minuto y lo volvía a sacar para seguirle dando, repetía el proceso hasta que el niño terminase sin fuerzas para gritar más, extenuado y sin poner más resistencia. Esto lo hacía para instigar en el niño terror hacia el padre. Carolyn Jessop se sometía aterrorizada a su esposo, al punto de no quejarse ni cuando se encontraba en el peor estado salud cuando estaba embarazada, por miedo a que le fuese a hacer daño a sus hijos. Lo cual ocurría frecuentemente cuando ella no estaba presente, según la información que recibió por un testigo de los hechos.

Carolyn al igual que todos los miembros ex-sectarios mujeres, han dado testimonio de competencia entre las esposas, por celos, falta de recursos, alimentos y otras necesidades. Carolyn dice que su esposo utilizaba toda clase de método para mantener el control, inclusive con sus esposas; poniéndolas las unas contra las otras. Era un ambiente de competencia, donde una velaba a la otra, buscando encontrar la mínima falta para reportárselo a él y así conseguir más poder y estatus. Las esposas con más estatus podían maltratar a las que se encontraban debajo de ellas y les daban las tareas que nadie quería asumir. Resistir o intentar desobedecer a su esposo significaba el tener que encarar consecuencias y las consecuencias siempre acarrearían maltrato y violencia. Carolyn reportó que algunas de las esposas gozan de ver a la otra esposa sufriendo; que por ejemplo, cuando dan a luz no reciben anestesia alguna y las demás contemplan el alumbramiento reclamándole resistencia hacia el dolor que está sufriendo. Según otros ex-miembros que denuncian la secta, los niños son severamente golpeados, encerrados y privados de alimentos cuando son castigados.

El Departamento de Servicios Sociales advierte peligro inmediato sobre la salud física y seguridad de los niños residentes del rancho, como posibles víctimas de negligencia y/o abuso sexual; y su permanencia en el rancho sería contrario al bienestar de éstos. Existe un patrón y práctica persistente de indoctrinación preparatoria para que niñas menores acepten matrimonios espirituales con hombres adultos miembros de la secta, resultando estas niñas en terminar siendo sexualmente abusadas; a la vez que indoctrinan a los niños varones para convertirlos en futuros depredadores sexuales. Este patrón y práctica pone a todos los niños residentes de la secta mormona YFZ, varones y niñas, en situación riesgosa de abuso sexual, físico y emocional.

 
Secta Polígama
Noticia ENDI - 5/4/08
Denuncia
Bebés Maltratados
Doctrina
Fundacion
Policia - Excusas
Resolución Judicial
Investigacion Policiaca
Cómplice de Violación
Warren Jeffs



Last changed: 01/21/12

¡Denunciar es deber de todo cristiano!        Las sectas destructivas buscan desvíarte del único y verdadero camino que es Cristo, en quien se encuentra la plenitud de los medios de salvación.     Las sectas destructivas son un peligro, no tan solo a nivel espiritual, el daño psicológico, físico y económico a veces llega a ser devastador.     Las sectas destructivas sin denominarse satánicas, en la práctica también lo son.